Publicidad
Confidencial · 11 de Febrero de 2019. 00:30h.

Todos pendientes de Borrell

Pasó de la crítica a la reculada

Todos pendientes de Borrell

Imagen de archivo de Josep Borrell con Pedro Sánchez

La aceptación por Pedro Sánchez de la figura del mediador exigida por el independentismo catalán en sus negociaciones con la administración española, rectificada después con la ruptura de las conversaciones, generó una fuerte oposición interna en el PSOE, ya que muchos socialistas creen que el presidente del Gobierno español está colocando al partido en una situación muy difícil ante la triple convocatoria electoral del próximo 26 de mayo. Todas las miradas giraron entonces hacia Josep Borrell.

Según fuentes del PSOE, Borrell mantiene un considerable prestigio entre muchos sectores del partido, incluidos los más españolistas, y se ha convertido en el vigilante de las actuaciones del independentismo, contestando y criticando estas actuaciones cuando lo considera conveniente. Por tanto, se creó una cierta expectación sobre la posición del ministro. Primero, dijo que  “si el progreso [de las negociaciones con los independentistas] se hace depender de condiciones imposibles, como se ha apuntado hace unas horas, entonces habrá que suspender la terapia del ibuprofeno”.

Después, sin embargo, dio marcha atrás, calificando como "absolutamente injustificables" las acusaciones formuladas por el presidente del PP, Pablo Casado, contra Sánchez por esta cuestión, y añadiendo que "este espacio de diálogo entre representantes de los partidos políticos catalanes no afecta en nada a las instituciones del Estado ni a las relaciones entre el Gobierno [español] y la Generalitat, que se siguen desarrollando en el marco legal vigente".

Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 M. Pilar, Barcelona, 11/02/2019 - 09:54

Per què li canviem el nom al personatge? Intent de manipulacio? No era mediador, sino relator i, potser, podriam llegir la definicio que fa d'aquesta figura el jutge Baltasar Garzón al Eldiario.es.