Publicidad

Rechaza la rebaja del radicalismo de JxC

Torra no ‘traga’

Torra, con el ex ‘lehendakari' Ibarretxe, durante una marcha contra la sentencia, en Caldes de Malavella

Desde Waterloo se está imponiendo a Junts per Catalunya un cierto cambio, tal vez provisional y en cualquier caso de poca entidad, por ahora, hacia posiciones menos radicales, para recuperar el protagonismo que está ganando Esquerra en el actual escenario político catalán. Sin embargo, incluso un movimiento como éste, todavía de muy baja intensidad, está encontrando resistencias.

Y uno de los protagonistas de esta resistencia, según fuentes independentistas, está siendo el presidente Torra, que sigue inmerso en sus delirios sobre la independencia de Catalunya, y que se niega de manera contundente a aceptar que su mundo es pura ficción y que, por tanto, podría ser conveniente aplicar un cierto realismo a los razonamientos del independentismo.

En cualquier caso, esta posición de Torra se reflejó hace días, cuando en Waterloo se comunicó a la dirección de JxC y al propio Torra, que participó en esa reunión, que JxC debía retirar la moción sobre la autodeterminación que presentó en el Parlament con el objetivo de dificultar la negociación entre Esquerra y el PSOE. La oposición de Torra fue total, aunque a pesar de todo la moción fue retirada, con gran enfado del presidente de la Generalitat, según las mismas fuentes.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad