Publicidad

Núria de Gispert daña la imagen de JxC

Un tiro en el pie

Núria de Gispert, en una imagen de archivo

La reiterada inclinación de la ex presidenta del Parlament Núria de Gispert a demostrar de manera pública su supremacismo difundiendo insultos contra dirigentes políticos no independentistas o simplemente no catalanes, ha provocado una situación difícil para el independentismo catalán, precisamente en pleno ciclo de elecciones y ante los comicios municipales y europeos del próximo día 26.

Al margen de la inoportuna coincidencia de esta nueva metedura de pata de De Gispert con la concesión -posteriormente anulada- por la Generalitat de la cruz de Sant Jordi, sus últimos insultos perjudican de manera clara la imagen del independentismo catalán, un perjuicio que podría tener consecuencias electorales muy negativas para JxC.

Además, aunque se haya anulado la concesión de la cruz de Sant Jordi, inicialmente el presidente Torra apoyó a De Gispert, afirmando que esa distinción "premia una trayectoria" y que "el tema está resuelto”. Es decir, el propio presidente de la Generalitat ha vuelto a mezclar su imagen con un asunto que amplios sectores de la sociedad catalana han visto como una demostración de supremacismo.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad