Publicidad
Confidencial · 8 de Noviembre de 2019. 00:00h.

¿"Valientes" o violentos?

Banalización de los disturbios en Catalunya

¿"Valientes" o violentos?

Imagen de los recientes disturbios en Barcelona

Parte de la sociedad catalana, no sólo el independentismo, ha asumido una actitud de banalización de los recientes y graves disturbios que se produjeron durante las protestas contra la sentencia del juicio por los hechos del otoño de 2017. De alguna manera, se comparaban los incidentes provocados por los chicos con las actuaciones de la oposición al franquismo.

Esta tolerancia comprensiva hacia unos hechos que han provocado en Catalunya unos 600 heridos, más de cien detenidos, más de 25 encarcelados y daños económicos de 2,5 millones de euros, según las primeras evaluaciones, se reflejaba en el texto de una pancarta que apareció en la manifestación del 25 de octubre, cuando se produjeron los disturbios más graves: “Mi hija no es violenta, es valiente”.

En este sentido, esta actitud de frívola justificación, teñida de complicidad con unas actuaciones tan graves, podría también estar relacionada con el hecho de que muchos de los chicos que protagonizaron los disturbios son hijos de familias burguesas, jovencitos sin problemas que juegan a revolucionarios haciéndole el juego, como sus comprensivos padres, a un movimiento que emite, cada vez con más intensidad, unas inquietantes señales de ultraderecha totalitaria.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad