Publicidad
Confidencial · 18 de Marzo de 2019. 00:24h.

Y ahora, a por Urkullu

Puigdemont apunta contra el 'lehendakari'

Y ahora, a por Urkullu

Puigdemont y Urkullu durante la toma de posesión del ‘lehendakari’

El ex presidente Puigdemont es una auténtica máquina de generar divisiones y rupturas en los partidos políticos mediante su estrategia de mantener viva la ficción de que la independencia de Catalunya es actualmente viable. Las últimas víctimas de esta especial habilidad del dirigente independentista fugado a Waterloo han sido el PDECat, es decir, su propio partido, y la CUP. Y también podría incluirse la crisis que están sufriendo los comunes con la salida del sector más independentista, encabezado por Elisenda Alamany y Joan Josep Nuet.

Ahora, Puigdemont apunta también fuera de Catalunya, concretamente hacia Euskadi, y su objetivo es crearle problemas al lehendakari, Íñigo Urkullu, y por tanto al Gobierno vasco y al PNV. De hecho, el ex presidente catalán está acusando a Urkullu de haber mentido durante su declaración ante la sala del Tribunal Supremo que está juzgando a varios dirigentes independentistas catalanes, por el intento de hacer efectiva la independencia de Catalunya durante el otoño de 2017.

“No fue así”, ha dicho Puigdemont sobre la declaración judicial del lehendakari. Y ha añadido que a Urkullu "le falta una parte de la memoria” porque, según el ex presidente catalán, él había planteado unas condiciones para firmar la convocatoria de elecciones en Catalunya, y "estas condiciones no se daban". Afirma que “estoy convencido de que Urkullu, cuando explique la integridad de las conversaciones, sabrá que al único acuerdo al que yo estaba dispuesto a llegar era convocar elecciones si había garantías explícitas de que no se aplicaría el 155, si se retiraba la policía enviada extraordinariamente a Catalunya para dar miedo, si se levantaba la intervención de las finanzas de la Generalitat y si se paraba la represión”.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad