Publicidad

Tras el tráfico, el aeropuerto y los trenes

Y ahora, el fútbol

Imagen de archivo del Camp Nou de Barcelona

Los activistas de los comités de defensa de la república (CDR) y del Tsunami Democrático han convertido a los ciudadanos catalanes en rehenes de sus ocurrencias para, supuestamente, protestar contra la sentencia del juicio a los dirigentes independentistas procesados por los hechos del otoño de 2017.

Algunos colectivos ciudadanos comentan que habría que preguntar a esos activistas qué relación existe entre esa sentencia y los radares que vigilan el tráfico en las autopistas y carreteras catalanas, muchos de los cuales han sido destrozados en el marco de estas sorprendentes formas de protesta. Y casi lo mismo dicen de los problemas que están provocando en el tráfico rodado, en el aeropuerto del Prat o en la estación ferroviaria de Sants.

Y ahora, el problema afecta a uno de los espectáculos que atrae una mayor audiencia, un partido de fútbol entre el FC Barcelona y el Real Madrid. Por supuesto, los intentos de boicotear este partido no tienen nada que ver con la sentencia contra la que estos activistas dicen que protestan. El único objetivo es aprovechar la expectación mundial ante este espectáculo para propagar una de las fake news más apreciadas por el independentismo, según la cual Catalunya sería una colonia oprimida por la metrópolis española. Y para ello, siguen utilizando como rehenes a los ciudadanos catalanes, a los cuales dicen defender de la opresión de los colonos españoles.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad