Publicidad
Confidencial · 22 de Mayo de 2019. 00:02h.

¿Y el ‘choque de trenes’?

Sólo circulaba el convoy del Estado

¿Y el ‘choque de trenes’?

Las banderas de Catalunya y España en el Palau de la Generalitat

Ya no se habla del choque de trenes. Esta expresión, cuya utilización fue habitual y constante durante gran parte del desarrollo del proceso soberanista catalán, ha desaparecido totalmente del lenguaje del independentismo y de los medios de comunicación. El hecho es significativo porque es un dato más del imparable declive del proyecto independentista.

En realidad, la expresión del choque de trenes empezó a dejar de utilizarse por el movimiento independentista cuando, a raíz de la declaración en el Parlament de la independencia de Catalunya, el Estado respondió con contundencia y desapareció totalmente del escenario politico catalán cualquier posibilidad de que esa declaración tuviera alguna consecuencia real.

Los episodios del otoño de 2017 demostraron que el choque de trenes era otra ficción del independentismo, un componente más de la larga lista de suposiciones sin ningún fundamento del imaginario independentista. No había dos trenes, sino sólo uno, el del Estado. Los que debían poner en marcha el otro tren, el de la república catalana, estaban pasando el fin de semana en sus segundas residencias, comiendo en sus restaurantes favoritos o huyendo escondidos en el maletero de un coche por la frontera.

Publicidad

3 Comentarios

Publicidad
#2 Vicenç Pardal, Villagüevo, 22/05/2019 - 15:57

Ecspanya no és un comboi,és només una vagoneta de mines d´estes que eixien als dibuixos animats del Correcaminos.Ja ho vaig avisar cho que no faria res perquè era una país de chicha y nabo. El MHP bis està a Bèlchica de vacances.

#2.1 Vicenç Pardal, Villagüevo, 22/05/2019 - 20:10

Perdoneu,volia dir el MHP de debò. M´hauré de lligar un llacet groc per recordar quin és quin jajajajaa.

#1 Juan García, Ciutat de la Justícia, 22/05/2019 - 08:27

"estaven passant el cap de setmana a les seves segones residències, menjant als seus restaurants favorits o fugint amagats al maleter d'un cotxe per la frontera". Hi ha algun valent que les va fer totes tres.